EL ARTE DE VIVIR
GRASIAS POR LA VISITA ERES BIENVENID@ A SER PARTE DE NUESTRO FORO FAMILIAR
Entra A Nuestros ForoS
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Calendario
Convertidor de Divisas MATAF
Crear foro
FORO DE ASISTENCIA
Crear foro
ANUNCIOS DEL DIA
Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de en tu sitio de bookmarking social

Conserva y comparte la dirección de
EL ARTE DE VIVIR en tu sitio de bookmarking social

foro activo
www.foroactivo.com">
src="http://www.illiweb.com/fa/banner/es/banner5.png" alt="Crear foro" title="foroactivo.com" />

Equilibrio de la sal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Equilibrio de la sal

Mensaje por EVENID el Jue Ago 30, 2012 9:36 pm

Equilibrio de la sal
Las sales son compuestos químicos simples formados por átomos que transportan una carga eléctrica positiva o una negativa. Por ejemplo, la sal de mesa (cloruro de sodio) está constituida por átomos de sodio de carga positiva y átomos de cloruro de carga negativa. El cloruro de sodio forma cristales al secarse, pero, como muchas otras sales que se encuentran en el cuerpo, se disuelve fácilmente en el agua.

Cuando una sal se disuelve en el agua, sus componentes existen separadamente como partículas cargadas denominadas iones. Estas partículas cargadas y disueltas se conocen colectivamente con el nombre de electrólitos. El valor (concentración) de cada electrólito en una solución de sales disueltas se puede medir y se expresa generalmente como la cantidad en miliequivalentes (mEq) por unidad de volumen de la solución (generalmente en litros).

Los electrólitos se disuelven en los tres compartimentos principales de agua del cuerpo: el líquido en el interior de las células, el líquido en el espacio que las rodea y la sangre (los electrólitos se disuelven en el suero, que es la parte líquida de la sangre). Las concentraciones normales de electrólitos en estos líquidos varían. Algunos se encuentran en concentraciones elevadas en el interior de las células y bajas fuera de ellas. Otros se encuentran en concentraciones bajas en el interior de las células y elevadas fuera de ellas.
Para un funcionamiento adecuado, el organismo debe mantener la concentración de los electrólitos dentro de límites muy ajustados en cada uno de estos compartimentos. A este fin, los electrólitos son desplazados dentro o fuera de las células. Los riñones filtran los electrólitos de la sangre y excretan en la orina una cantidad suficiente de ellos para mantener un equilibrio entre la ingestión y el consumo diarios.
Las concentraciones de electrólitos pueden evaluarse en un laboratorio por una muestra de sangre o de orina. Se miden las concentraciones de los electrólitos en la sangre para determinar si hay una anormalidad y, en ese caso, usar los resultados para valorar la respuesta al tratamiento. El sodio, el potasio, el calcio, el fosfato y el magnesio son los electrólitos implicados más frecuentemente en los trastornos del equilibrio de la sal. Se miden también el cloruro y el bicarbonato; sin embargo, la concentración de cloruro en la sangre es, por lo general, paralela a la de sodio; y el bicarbonato suele estar implicado en los trastornos de equilibrio del ácido base.
Regulación del sodio

La mayor parte del sodio del organismo se encuentra en la sangre y en el líquido que rodea las células. El sodio se ingiere a través de los alimentos y las bebidas y se elimina con el sudor y la orina. Los riñones normales pueden modificar la cantidad de sodio que se excreta en la orina para que la cantidad total de sodio en el cuerpo varíe poco de un día a otro.
Una alteración del equilibrio entre el consumo de sodio y su eliminación afecta la cantidad total de sodio presente en el organismo. Las alteraciones de la cantidad total de sodio están estrechamente ligadas a las del volumen de agua en la sangre. Una pérdida global del sodio del cuerpo no provoca necesariamente una disminución de la concentración de sodio en la sangre, sino que puede causar la disminución del volumen de sangre. Cuando éste disminuye, la presión arterial cae, se eleva la frecuencia cardíaca y se producen leves mareos e incluso shock en algunas ocasiones.
Al contrario, el volumen sanguíneo puede aumentar cuando hay un exceso de sodio en el cuerpo. El líquido extra se acumula en el espacio que rodea las células dando como resultado una afección denominada edema. Una señal de edema es la tumefacción de los pies, los tobillos y la parte inferior de las piernas. El volumen de sangre y la concentración de sodio pueden verse afectados cuando se pierden o se ganan los excesos de agua y sodio.
El cuerpo supervisa constantemente la concentración de sodio de la sangre y el volumen sanguíneo. Cuando la concentración de sodio aumenta demasiado, el cerebro siente sed, incitando a la persona a beber. Determinados sensores de los vasos sanguíneos y de los riñones detectan las disminuciones del volumen sanguíneo e inician una reacción en cadena que intenta incrementar el volumen de líquido en la sangre. Las glándulas suprarrenales secretan la hormona aldosterona, que hace que los riñones retengan sodio. La hipófisis secreta la hormona antidiurética, que hace que los riñones retengan agua. La retención de sodio y agua conduce a una disminución en la producción de orina, lo que finalmente provoca un aumento del volumen sanguíneo y un retorno de la presión arterial a su valor normal. Cuando los sensores de los vasos sanguíneos y de los riñones perciben un aumento de la presión arterial, y los sensores del corazón detectan un aumento del volumen sanguíneo, se estimulan los riñones para que excreten más sodio y orina, reduciendo de ese modo el volumen sanguíneo.
Bajas concentraciones de sodio

La hiponatremia (valor bajo del sodio en la sangre) es una concentración de sodio en la sangre por debajo de 136 miliequivalentes (mEq) por litro de sangre.
La concentración de sodio en la sangre desciende demasiado cuando el sodio se ha diluido en exceso por una cantidad aumentada de agua en el cuerpo. El sodio puede diluirse excesivamente en aquellas personas que beben enormes cantidades de agua, como ocurre algunas veces en ciertos trastornos psiquiátricos y en los pacientes hospitalizados que reciben por vía endovenosa grandes cantidades de líquidos. En cualquier caso, la cantidad de líquido ingerido supera la capacidad de los riñones para eliminar el exceso. El consumo de pequeñas cantidades de agua (como un litro al día) puede producir hiponatremia en los individuos cuyos riñones no funcionan adecuadamente, como sucede en la insuficiencia renal. La hiponatremia también puede darse a menudo en personas que padecen insuficiencia cardíaca y cirrosis hepática, en las que se produce un aumento del volumen de sangre. En esos casos, este aumento provoca una dilución excesiva del sodio, aunque, por lo general, aumenta de igual manera la cantidad total de sodio en el organismo.
La hiponatremia se produce en personas con glándulas renales hipoactivas que excretan demasiado sodio (enfermedad de Addison). Esta pérdida de sodio por la orina está provocada por una deficiencia de la aldosterona (una hormona suprarrenal).
Las personas con el síndrome de secreción inapropiada de la hormona antidiurética (SIADH) tienen bajas concentraciones de sodio por diversas causas. En este trastorno, la hipófisis, glándula ubicada en la base del cerebro, secreta demasiada hormona antidiurética. Ésta hace que el cuerpo retenga agua y que el sodio se diluya en la sangre.
Síntomas

La velocidad con la que la concentración de sodio en la sangre disminuye determina en parte la gravedad de los síntomas. Cuando la concentración desciende lentamente, los síntomas tienden a ser menos graves y no se inician hasta que los valores son bajos en extremo. Cuando la concentración disminuye muy deprisa, los síntomas son más graves y tienden a producirse incluso con disminuciones menos pronunciadas. El cerebro es especialmente sensible a las alteraciones en la concentración de sodio en la sangre. Por consiguiente, el letargo y la confusión figuran entre los síntomas iniciales de hiponatremia. Cuando la hiponatremia se vuelve más grave, los músculos pueden presentar contracciones y convulsiones. En los casos más graves, pueden aparecer estupor y coma, y, finalmente, el paciente puede fallecer.
Tratamiento

La hiponatremia grave es una urgencia médica que exige tratamiento inmediato e intensivo. Tras haber tomado las medidas de urgencia necesarias, los médicos aumentan lentamente la concentración de sodio en la sangre con la administración de líquidos intravenosos, ya que un incremento demasiado rápido puede provocar lesiones cerebrales permanentes.
Se restringe el consumo de líquidos y se intenta identificar y corregir la causa de base de la hiponatremia. En aquellas personas que presentan el síndrome de secreción inapropiada de la hormona antidiurética, se identifican las causas potenciales y se tratan en caso de ser posible.
La demeclociclina o los diuréticos tiacídicos, que disminuyen el efecto de la hormona antidiurética sobre los riñones, se pueden suministrar si la hiponatremia se agrava o no mejora a pesar de la restricción de líquidos.
Elevadas concentraciones de sodio

La hipernatremia (valor elevado del sodio en la sangre) es una concentración de sodio en la sangre superior a 145 miliequivalentes (mEq) por litro de sangre.
En la hipernatremia, el cuerpo contiene muy poca agua en relación a la cantidad de sodio. La concentración de sodio en la sangre aumenta hasta alcanzar valores anormalmente altos cuando la pérdida de agua excede la pérdida de sodio (cuando se bebe poca agua).
Una concentración elevada de sodio en la sangre significa que el individuo no siente sed cuando debe o bien tiene sed pero no puede conseguir agua suficiente para beber. La hipernatremia se observa también en personas con un funcionamiento renal anormal o bien en las que presentan diarrea, vómitos, fiebre o sudación excesiva.
La hipernatremia es más frecuente entre las personas de edad avanzada. En general, la sensación de sed se percibe más lentamente y con menos intensidad en estas personas que en los jóvenes. Los ancianos que están postrados en cama o que sufren de demencia pueden ser incapaces de conseguir el agua para beber, aunque perciban la sensación de sed. Además, a una edad avanzada, los riñones son menos capaces de concentrar la orina, de modo que estas personas tampoco pueden retener el agua con la misma eficacia.
Los ancianos que toman diuréticos, forzando los riñones a excretar más agua, corren particularmente el riesgo de hipernatremia, sobre todo cuando hace calor o enferman y no beben suficiente. La hipernatremia es siempre grave y especialmente en personas de edad avanzada. Casi la mitad de los individuos hospitalizados por esta afección fallecen. Muchos de los pacientes sufren enfermedades de base graves que permiten el desarrollo de la hipernatremia; de ahí que el índice de mortalidad sea tan elevado.
La hipernatremia puede ser también la consecuencia de una excesiva excreción de agua por parte de los riñones, como sucede en la diabetes insípida. En caso de diabetes insípida, la hipófisis secreta una cantidad insuficiente de hormona antidiurética (la hormona antidiurética hace que los riñones retengan agua), o bien los riñones no responden a la hormona de un modo adecuado. A pesar de la pérdida excesiva de agua por parte de los riñones, las personas con diabetes insípida rara vez desarrollan hipernatremia, siempre y cuando sientan sed normal y tengan acceso al agua.
Síntomas

Como en la hiponatremia, los síntomas principales de la hipernatremia resultan de una disfunción del cerebro. La hipernatremia grave ocasiona confusión, contracciones musculares, convulsiones, coma y finalmente la muerte.
Tratamiento

La hipernatremia se trata reponiendo la falta de agua. En todos los casos, excepto los más leves, se administra el líquido por vía intravenosa. Se efectúan análisis de sangre repetidos para determinar si la cantidad suministrada ha sido suficiente. Corregir el cuadro con demasiada rapidez puede causar lesiones cerebrales permanentes, por lo que la concentración de sodio en la sangre debe reducirse muy lentamente.
Se pueden efectuar pruebas adicionales de orina para determinar la razón por la cual la concentración de sodio es elevada. Una vez que se identifica la causa de base, el tratamiento puede hacerse más específico.
Por ejemplo, si una persona tiene diabetes insípida, se puede administrar hormona antidiurética (vasopresina).

_________________
[scroll]No hay nadie tan sabio que no tenga necesidad de consejo ajeno.
Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
(¯`•¸·´¯)[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo](¯`·¸•´¯)[/scroll]

EVENID
ADMINISTRADORA
ADMINISTRADORA

Femenino Mensajes : 4972
Fecha de inscripción : 08/03/2010
Localización : orocovis

http://elartedevivir.crear-foros.com

Volver arriba Ir abajo

El sodio

Mensaje por EVENID el Jue Ago 30, 2012 10:14 pm

El sodio –el mismo sodio en el cloruro de sodio, o la sal de mesa– tiene innumerables funciones corporales. Junto con el potasio, el cloruro y el bicarbonato, mantiene el cuerpo en un equilibrio eléctrico. Sin el sodio, los nervios no se descargarían y el corazón no latería. Está implicado en mantener la presión sanguínea. Y estos sólo son una muestra de sus muchos trabajos. Los bajos niveles de sodio hacen a las personas débiles.

El sodio puede estar falsamente bajo cuando el cuerpo retiene demasiada agua. El reporte del laboratorio mostrará un bajo nivel de sodio. En este caso, el contenido total de sodio en el cuerpo no está bajo. Parece que está bajo sólo porque ha sido diluido por las cantidades excesivas de agua retenida. La insuficiencia cardiaca congestiva es un ejemplo donde el sodio es reportado como bajo, pero está falsamente bajo.

Las glándulas adrenales hacen hormonas que están íntimamente implicadas con el equilibrio de sodio. Cuando esas glándulas no están funcionando, los niveles de sodio en el cuerpo bajan.

Otra glándula, la glándula pituitaria en la base del cerebro, puede ocasionar una disminución en el sodio. Esta glándula hace una hormona diurética, una hormona que impide que los riñones se deshagan del agua en el cuerpo. Cuando la hormona antidiurética se hace impropiamente, demasiado líquido permanece en el cuerpo, y el nivel de sodio baja –igual como lo hace en el primer ejemplo.

Su pregunta exige una búsqueda vigorosa por la causa de su sodio bajo. Correr al departamento de emergencia para sodio intravenoso es, a lo mucho, una medida temporal.

El sodio, potasio y cloruro son minerales del cuerpo mal entendidos.

_________________
[scroll]No hay nadie tan sabio que no tenga necesidad de consejo ajeno.
Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
(¯`•¸·´¯)[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo](¯`·¸•´¯)[/scroll]

EVENID
ADMINISTRADORA
ADMINISTRADORA

Femenino Mensajes : 4972
Fecha de inscripción : 08/03/2010
Localización : orocovis

http://elartedevivir.crear-foros.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.