EL ARTE DE VIVIR
GRASIAS POR LA VISITA ERES BIENVENID@ A SER PARTE DE NUESTRO FORO FAMILIAR
Entra A Nuestros ForoS
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Calendario
Convertidor de Divisas MATAF
Crear foro
FORO DE ASISTENCIA
Crear foro
ANUNCIOS DEL DIA
Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de en tu sitio de bookmarking social

Conserva y comparte la dirección de
EL ARTE DE VIVIR en tu sitio de bookmarking social

foro activo
www.foroactivo.com">
src="http://www.illiweb.com/fa/banner/es/banner5.png" alt="Crear foro" title="foroactivo.com" />

¿FRIGIDEZ O NINFOMANÍA?,

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿FRIGIDEZ O NINFOMANÍA?,

Mensaje por EVENID el Dom Jul 04, 2010 4:51 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

¿FRIGIDEZ O NINFOMANÍA?, CUANDO
LOS EXTREMOS DOMINAN





Lorena Rodríguez

No sólo hay pasiones que matan, algunas también
obsesionan, lo cual suele ocurrirle a quien padece ninfomanía,
trastorno
que desata excesiva exaltación sexual y búsqueda continua de múltiples

parejas. La otra cara de la moneda es la frigidez, afección que
bloquea
el apetito sexual. ¿Qué se puede hacer al respecto?

Las mujeres que se encuentran en el primer caso llegan
al grado
de pagar compañeros sexuales y prostituirse para satisfacer sus
necesidades,
sin embargo, no obtienen satisfacción durante sus encuentros y ello
ocasiona
que sigan buscando parejas de manera frenética. A su vez, las féminas
con frigidez son todo lo contrario, pues muestran total indiferencia
hacia las
cuestiones eróticas. Veamos más de cerca en qué consisten
estas disfunciones, las cuales, lejos de lo que pudiera pensarse, son
tratables.

Apetito voraz
De la misma manera en que los comedores compulsivos ingieren
excesiva
cantidad de alimentos sin sentirse saciados, quienes padecen
ninfomanía
(satiriasis o andromanía cuando afecta a hombres) se ven arrastradas
por irreprimibles impulsos que las orillan a tener relaciones sexuales
con cualquier
persona sin importarles si carece de atractivo o higiene.

Dicha situación suele agravarse debido a que las
afectadas
están concientes de que su comportamiento genera múltiples críticas
y desprecio de la sociedad, lo que aunado a la imposibilidad de
controlar su
deseo erótico deriva en pérdida de autoestima, sentimiento de
culpa y amargura, y estados psicológicos que, a su vez, ocasionan que
se lancen a nuevas aventuras sexuales para tratar de evadir la
realidad.

Es importante saber que se ha comprobado que el
trastorno descrito
se manifiesta con frecuencia en mujeres que sufren desequilibrio en su
carácter
y personalidad neurótica, lo que normalmente tiene como causa haber
recibido
educación estricta, rígida y represiva, así como violación
y maltrato físico. Lo anterior generalmente origina creencias
equivocadas
respecto a la forma de obtener afecto, debido a que se considera que
sólo
a través del sexo o contacto físico es posible sentirse querido;
este intento de buscar cariño deja a la persona cada vez más
insatisfecha
y con mayor necesidad de llenar sus vacíos emocionales.

Asimismo, hay hipótesis que establecen que se puede
deber
a alteración orgánica a nivel cerebral, por ejemplo, un tumor
alojado en el área que controla el comportamiento sexual, por lo que
al comprimirla manda señales de deseo erótico incontrolable. En
otros casos puede deberse a anomalías en las sustancias químicas
de dicho órgano.

Ahora bien, cuando se padece ninfomanía lo más
conveniente es aceptarlo y buscar ayuda especializada, pues se ha
comprobado
que dicho problema es curable si se sigue tratamiento psiquiátrico
exhaustivo.
Y no está de más acudir al neurólogo, quien podrá
solicitar estudios cerebrales para descartar o confirmar la presencia
de algún
tumor o desajuste en las conexiones nerviosas.

No puedo...
En la antigüedad se consideraba que una mujer era frígida
si sólo alcanzaba el orgasmo mediante la estimulación del clítoris,
pero actualmente se sabe que si una fémina llega al clímax de
ninguna manera puede padecer dicha disfunción (similar a la impotencia

en hombres), ya que ésta significa que no se tenga respuesta sexual,
es decir, no hay excitación.

El desarrollo de este trastorno frecuentemente se
asocia a abuso
sexual durante la infancia, experiencias íntimas traumantes y
formación
de ideología prejuiciosa respecto a la sexualidad (asociar
equivocadamente
al sexo con pecado y al placer con culpa). Cabe destacar que este
problema también
puede deberse a la falta de técnicas eróticas efectivas por parte
del compañero.

Sin embargo, la frigidez también puede deberse, aunque

en pocas ocasiones, a problemas de salud, como vaginitis (inflamación
de la vagina), endometriosis (cuando la capa de tejido que cubre al
útero
se forma fuera de éste), anomalías en la glándula tiroides,
diabetes y desórdenes en el sistema nervioso. Asimismo, la falta de
excitación
puede estar asociada a la administración de anticonceptivos orales,
antihipertensivos
(controlan la presión arterial alta), antidepresivos y/o ansiolíticos
(disminuyen la ansiedad), o bien, haberse sometido a cirugía como la
mastectomía (extirpación de seno).

Es muy importante que quienes sufren este problema se
sometan
a tratamiento psicológico, psiquiátrico y sexológico, pues
de esta manera aprenderán a aceptar su sexualidad, rechazar códigos
de moralidad y sentimientos de culpa que puedan derivarse de su
educación
o experiencias desagradables acontecidas en su pasado, y conocer las
zonas erógenas
de su cuerpo que deben ser estimuladas. En esta labor la pareja juega
importante
papel, pues debe mostrarse siempre paciente y comprensivo.

Como puede ver, dichos trastornos no tienen porque
afectar la
vida sexual de por vida, pues hay diversos tratamientos psicológicos
y psiquiátricos, así como ejercicios que pueden resolver el problema.
Sólo es cuestión de aceptar la afección, tener disposición
y apoyo de la pareja.

_________________
[scroll]No hay nadie tan sabio que no tenga necesidad de consejo ajeno.
Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
(¯`•¸·´¯)[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo](¯`·¸•´¯)[/scroll]
avatar
EVENID
ADMINISTRADORA
ADMINISTRADORA

Femenino Mensajes : 4972
Fecha de inscripción : 08/03/2010
Localización : orocovis

http://elartedevivir.crear-foros.com

Volver arriba Ir abajo

CUANDO EL DESEO SEXUAL SE

Mensaje por EVENID el Dom Jul 04, 2010 4:57 pm

CUANDO EL DESEO SEXUAL SE PIERDE


Rafael Mejía
La disminución del apetito sexual o libido puede sucederle a mujeres
u hombres, y en cualquier caso es detonador de numerosos sinsabores y
falta de entusiasmo para enfrentar la vida. A pesar de ello tenemos
buenas noticias sobre este problema: es posible erradicarlo.
Tener relaciones sexuales placenteras es, de acuerdo a estudios
médicos, excelente recurso para tener buen humor, lucir joven o
ejercitar al corazón, pulmones y algunos grupos musculares, aunque es
evidente que también puede tratarse de una de las experiencias más
sublimes de la vida en pareja; no en vano, sería difícil utilizar
palabras para tratar de describir las emociones y la comunicación que se
experimentan al acariciar el cuerpo del ser amado, oler su piel y
participar del gozo mutuo.

Por desgracia, lo anterior no significa que erotismo y sensualidad
sean temas valorados en su justa dimensión, pues todavía siguen siendo
objeto de menosprecio, juicios morales restrictivos, educación mal
encaminada e imposición de estereotipos sociales que interfieren en el
desempeño de las personas durante un encuentro amatorio, limitan su
disfrute y reducen el anhelo de llevarlo a cabo, es decir, ocasionan
apatía sexual.

En este sentido, la Dra. Nadine Terrein Roccatti, terapeuta adscrita a
la Asociación Mexicana para la Salud Sexual (Amssac), destaca que "la
disminución en las ganas de tener relaciones es una situación que puede
escapar de la percepción del paciente, y por ello quien lo descubre en
muchas ocasiones es la pareja. No hablamos de una alteración que ocurre
durante un par de días, sino que es persistente y recurrente porque el
desinterés hacia la actividad sexual se manifiesta durante dos, tres o
más meses".

Entrevistada luego de su participación como ponente en ExpoSalud
2005
, la sexóloga y psicóloga ahonda en que la indiferencia
hacia el contacto íntimo forma parte de uno de los cuatro grupos de
eventos que se conocen como disfunciones sexuales y, por ende, "se
distingue porque ocurre de manera involuntaria, tiene características o
síntomas bien determinados, y puede presentarse tanto en hombres como en
mujeres".

Además, destaca la importancia de que toda persona que sospeche de
alguna anormalidad en su desempeño sexual acuda a un especialista, ya
que éste cuenta con la formación necesaria para ayudarle a emprender
cambios que redundan en una mejor calidad de vida. "Hombres y mujeres
tenemos derecho a una vida sexual plena, satisfactoria, saludable y
enriquecedora, por lo que vale recordar que estos problemas son
superables gracias a una buena terapia encaminada a lograr que esta
parte de nuestra existencia sea agradable y divertida, en vez de
angustiante".

Asesinos de la libido
Terrein Roccatti específica que las disfunciones sexuales son aquellas
circunstancias psicológicas o físicas que afectan a uno o más de los
procesos que conforman la naturaleza erótica, y que "a pesar de ser
alteraciones muy localizadas o concretas, su alcance es mucho mayor
porque llegan a afectar la salud global del paciente, su autoestima y su
relación con las demás personas".
De acuerdo con algunos criterios elaborados por especialistas, estas
disfunciones pueden clasificarse en cuatro grupos:

  • Del deseo. Afectan el grado de motivación que se tiene para
    iniciar un acercamiento sexual, y pueden ser de dos tipos: síndrome del
    deseo sexual hiperactivo, cuando el nivel de apetito sexual sobrepasa
    los niveles esperados, e hipoactivo, que es el caso que nos ocupa, y se
    distingue por el bajo o nulo interés para promover o aceptar tener
    relaciones sexuales.
  • De la excitación. Varían de acuerdo al género del paciente; la
    mujer presenta dificultad para sentirse excitada, lograr la lubricación,
    o ambas, mientras que el hombre tiene problemas para sentir excitación,
    alcanzar una erección, o las dos cosas.
  • Del orgasmo. Hacen referencia a problemas para que el cuerpo
    alcance el momento más placentero de la relación o a aquellos casos en
    que hay incapacidad para disfrutarlo.
  • Fisiopatológicas. Son todos los problemas físicos, enfermedades e
    infecciones que afectan directamente a la vida sexual.

Siendo más concreta, la especialista indica que "el síndrome del
deseo sexual hipoactivo, que es como se conoce técnicamente a la
disminución del deseo, incide con mayor frecuencia en mujeres que en
hombres, aunque no ha quedado claro si esto se debe a algún factor de
tipo orgánico o cultural. También se ha determinado que es común en
personas con depresión, que pasan por un período de duelo, tienen mucho
estrés y preocupaciones, sufren alguna enfermedad que altera su salud o
padecen algún cambio hormonal notable, por ejemplo, climaterio o
menopausia (fin de la vida reproductiva femenina)".
Es importante hacer notar que la ausencia del deseo sexual no excluye
la posibilidad de sentir placer o excitación, pero hace menos probable
que el paciente emprenda alguna actividad erótica debido a la
disminución de la búsqueda de estímulos de contenido sexual y a la
escasa o nula presencia de pensamientos o fantasías sensuales
acompañadas de sentimientos de deseo.
Asimismo, la sexóloga indica que esta disfunción tiene un perfil
particular en cada género, con dificultades y escenarios particulares.
"La mujer vive situaciones desagradables e incómodas porque por un lado
enfrenta la insistencia y reproches de su pareja para tener relaciones
y, por el otro, la influencia de la sociedad que apoya su apatía hacia
la sexualidad, ya que culturalmente pareciera que es bueno que no
experimente deseo (esta actitud la hace casi una 'santa')".
Las condiciones del varón no son más sencilla, pues a pesar de que
"hay vivencias que son muy parecidas a las que tiene la mujer, es
probable que la presión que reciba sea mucho mayor: los estereotipos
dictan que él debe contar con gran apetito sexual, y que tiene que
buscar y proponer en las relaciones íntimas. Para evitar esto inventa
excusas, se esconde, rehuye al contacto, y en ocasiones, para superar
las críticas le parece mejor que piensen que su conducta se debe a que
es infiel".
El deseo no estaba muerto
La evaluación de una disfunción sexual debe correr a cargo de un
sexólogo para distinguir las causas del problema, mismas que se pueden
agrupar en médicas (problemas hormonales, malformaciones, enfermedades
circulatorias o renales) y psicológicas (ansiedad, estricta educación
moral, experiencias previas insatisfactorias, estrés, miedo a la
intimidad, sentimientos negativos a uno mismo), aunque no hay que
olvidar otros factores como desamor, incomunicación y tedio.
Para lograrlo, el especialista cuenta con herramientas de medición
que, mediante el planteamiento de preguntas precisas sobre aspectos de
la vida del paciente y su pareja, le permitirán comprender todas las
dimensiones de la problemática que se enfrenta. Por ejemplo, un buen
diagnóstico establecerá si la disfunción "ha ocurrido desde el inicio de
la vida sexual (primaria) o después de que se tuvo buen funcionamiento
erótico (secundaria). Además, se puede determinar si los problemas se
presentan al interactuar con una persona o durante la masturbación
(parcial, selectiva), o en ambas circunstancias (global)", pues de ello
dependerá el tratamiento.
A grandes rasgos, comenta la Dra. Nadine Terrein, la disminución
o ausencia del apetito sexual puede abordarse mediante psicoanálisis
que se combina con "la realización de ejercicios que se hacen en casa
y que dependerán de las características de cada caso. Estas prácticas
tienen el objetivo de lograr el autoconocimiento de las sensaciones
corporales
y de las emociones que despierta, y en ellas se incluye el
autoerotismo. También
es importante mencionar que hay actividades que se realizan en pareja,
y en
esencia consisten en el intercambio de caricias, mejoramiento de la
comunicación
u otras actividades para recuperar el deseo".
A pregunta expresa, la sexóloga asegura que "tratar de solucionar
alguna disfunción sexual mediante productos milagrosos o a través de
automedicación es grave error, pues además de que es probable que se
generen efectos contraproducentes en el organismo, el incumplimiento del
objetivo deseado es fuente de mucha frustración y el paciente piensa
que no tiene caso volver a buscar una solución".
Es por esto que la Dra. Terrein Roccatti concluye: "En general, las
disfunciones sexuales tienen buen pronóstico y la gran mayoría de ellas
son erradicadas cuando el tratamiento es supervisado por el especialista
indicado, es decir, un sexólogo (quien puede apoyarse en otros
especialistas, como ginecólogo o urólogo, sobre todo cuando hay
problemas fisiológicos). Incluso en los casos en que no se puede tener
una solución completa se logran mejorías notables, ya que se ofrece la
posibilidad de conocer algunas opciones eróticas que ayudan a tener una
vida placentera. Aunque no haya erección o lubricación, hay muchas otras
alternativas para sentirse bien".
Finalmente, si tiene alguna duda sobre cómo abordar este tipo de
problemas o desea ampliar su información sobre erotismo, puede visitar
la página de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual para manifestar
sus dudas y recibir orientación: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo].

_________________
[scroll]No hay nadie tan sabio que no tenga necesidad de consejo ajeno.
Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
(¯`•¸·´¯)[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo](¯`·¸•´¯)[/scroll]
avatar
EVENID
ADMINISTRADORA
ADMINISTRADORA

Femenino Mensajes : 4972
Fecha de inscripción : 08/03/2010
Localización : orocovis

http://elartedevivir.crear-foros.com

Volver arriba Ir abajo

SOLUCIÓN A PROBLEMAS DE S

Mensaje por EVENID el Dom Jul 04, 2010 5:20 pm

MASTURBACIÓN, SOLUCIÓN A PROBLEMAS DE SEXUALIDAD FEMENINA


Regina Reyna

Remotamente alejada de ser una práctica sexual
vergonzosa, como todavía es considerada por muchas personas, la
masturbación es hoy parte de ciertas terapias prescritas por los
sexólogos, ya que ayuda a la mujer a conocer su sexualidad, e incluso
a superar problemas de frigidez o anorgasmia.

Lejos han quedado aquellos tiempos en los que se decía
que la autocomplacencia provocaba enfermedades nerviosas,
tuberculosis, esterilidad, locura o ceguera; por el contrario, en la
actualidad está científicamente demostrado que la masturbación es
algo natural y muy recomendable, ya que cada orgasmo reduce estrés y
ansiedad, pues el cuerpo libera endorfinas, hormonas que contribuyen a
la relajación.

Particularmente cuando la mujer se masturba disminuye
las molestias menstruales y combate la sequedad vaginal en la etapa
del climaterio (se inicia con la última menstruación -menopausia- y
con ella se da fin a la etapa reproductiva de la mujer y a la
generación de hormonas llamadas estrógenos; son comunes síntomas como
sudoración excesiva, oleadas de calor repentinas (bochornos),
fatiga, depresión frecuente, así como carácter irritable y ansioso).
Además, juega papel muy importante en la corrección de determinadas
disfunciones sexuales, como frigidez (falta de apetito sexual).

En efecto, los sexólogos recomiendan para las féminas
que tienen dificultades para alcanzar un orgasmo que exploren su
propio cuerpo, que descubran qué cosas les dan más placer y que lo
disfruten mediante la masturbación. El siguiente paso es compartir
con la pareja esas zonas erógenas descubiertas para que la
contraparte sepa donde tocar y cómo hacerlo, y de esa forma disfrutar
plenamente la relación sexual.

¿Cómo?
El número de mujeres que se masturban es más alto de lo que usted y
yo imaginamos, y para llevarlo a cabo se acarician, frotan o presionan
los órganos genitales y el clítoris acostadas, sentadas o de pie;
otras prefieren la estimulación indirecta, acariciando el monte de
Venus, los labios vaginales, o presionando sobre la zona; incluso,
introduciendo un dedo en su vulva.

Los mismos sexólogos sugieren que el clítoris se
acaricie de arriba hacia abajo, de adelante a atrás o mediante
movimientos circulares suaves, siguiendo presión y ritmo que la
sensibilidad permita. Lo indicado es comenzar lentamente para después
ir más rápido y con mayor presión, comprobando qué es lo que más le
gusta o lo que le molesta.

Hay que acotar que muchas mujeres mantienen el mismo
ritmo hasta que llegan al orgasmo y otras se detienen poco antes de
llegar al clímax para volver a comenzar. Relatan que lo consiguen
cuando al sentir que están a punto de llegar al clímax, pegan los
talones y aprietan las nalgas para que la presión sobre el ano sea
mayor, o bien contraen y relajan alternativamente los músculos de la
vagina y el trasero para jugar con la intensidad y aumentar el
placer.

Realizarlo de esta manera no tiene la finalidad de
llegar al orgasmo sino saber controlarlo, consiguiendo alargar el
acto cuanto se pueda, interrumpiendo las caricias en el momento
preorgásmico y volviendo a empezar.

Indicación similar se sugiere al hombre que presenta
eyaculación precoz, es decir, masturbarse, y al sentir que el orgasmo
está cerca disminuir el ritmo o cortar de tajo y volver a
autoestimularse, pues con esta medida es posible llegar a dominar la
respuesta orgásmica.

Retomando la autosatisfacción femenina, es importante
recordar que estimular de manera continua el clítoris puede ser
doloroso, por lo que se deben alternar las caricias con otras zonas, o
bien se puede probar con tela o tejido entre los dedos y el diminuto
órgano.

Algunas mujeres disfrutan al introducirse el dedo
medio en la vagina, mientras que con los otros continúan estimulando
los órganos sexuales por fuera. Tenga en mente que el clítoris tiene
un lado que normalmente es más sensible que el otro, el cual puede
aprovechar frotándolo por más tiempo.

Otra forma de sentir placer es poner el clítoris entre
los dedos índice y pulgar, friccionando de un lado hacia el otro,
utilizando lubricante, y, si puede, introduciendo un dildo (juguete
sexual) en la vagina.

Las secreciones vaginales ayudan a acariciar el
clítoris y los labios más fácilmente, pero también puede recurrirse
al empleo de cremas lubricantes suaves (a base de agua) o,
simplemente, mojarse el dedo con saliva.

¡Más intenso!
Las fantasías sexuales pueden jugar un papel muy importante en la
masturbación; por ejemplo, reviva una escena ardiente con su pareja,
imagine que hace el amor con un desconocido o recuerde la imagen de
una película erótica, trucos que tienen la finalidad de excitarse
antes y durante la masturbación.

Para llegar al orgasmo mediante la masturbación puede
llevarle unos cuantos minutos o prolongarse por mucho tiempo, lo cual
dependerá del humor, estado físico (cansancio o estrés) y grado de
excitación.

Una sugerencia más: el masaje en la ducha, es decir,
dirija la regadera de mano o "de teléfono" directamente a donde
inicia la vagina y luego al pubis, rozando el clítoris en cada pasada.
Con la mano que mantiene libre, ajuste la temperatura y presión del
agua para mayor variedad de sensaciones; evite los chorros fuertes
dentro de la vagina, ya que pueden causar resequedad.

Asimismo, durante el baño puede recurrir a otra
variante: recuéstese en la tina y con las piernas extendidas ubíquese
bajo la regadera fija o el grifo, el cual es más fácil de regular en
intensidad y temperatura.

Una vez en la cama, haga un nudo en un extremo de la
almohada y frótelo contra su clítoris. Puede hacer lo mismo
utilizando los famosos vibradores, ya sean eléctricos o de baterías,
los cuales incluso se emplean para estímulo vaginal o anal. Con el
mismo aparato puede probar la penetración vaginal, tocando el
clítoris ocasionalmente, mientras con la mano libre aprieta sus
pezones.

Igualmente estimulantes resultan los llamados dildos o
juguetes sexuales, los cuales pueden usarse en tantas posiciones
como la imaginación lo permita. El empleo de éstos puede contribuir a
mejorar la salud sexual, particularmente en las mujeres que por
efecto del climaterio sufren adelgazamiento de las paredes de la
vagina, pues se sabe que fortalecen los músculos de esta zona y
relajan la tensión de los tejidos, con lo cual se contrarresta la
vaginitis, condición en la que los músculos de esta parte de los
genitales externos se tensan a tal grado que provocan dolor durante el
coito.

Procure que tanto vibradores como dildos sean
fabricados con material que garanticen que no se rompen fácilmente;
los elaborados a partir de silicón son los más recomendables, pero
también los más caros, sobre todo por ser un material flexible y no
poroso que permite mejor limpieza. Para el uso de ambos aparatos
resultan indispensables los lubricantes para evitar lesiones y
extremar la higiene como medida preventiva de infecciones en la zona.

Sexólogos investigadores han hecho evidente que
insertando un vibrador o dildo en la vagina se puede estimular el
punto G, el cual ha sido previamente localizado con los dedos y
después excitado con el empleo de los juguetes sexuales referidos.

Las sex shops (tiendas de objetos sexuales) ofrecen
las llamadas bolas chinas o ben wa, que son fabricadas con metales
muy livianos (como el acero quirúrgico) y de tamaño menor a una
pelota de golf. La mujer las inserta en la vagina, en cuyo interior
dan vueltas tras estímulos de los músculos de la zona, por ejemplo al
caminar, produciendo sensaciones eróticas; muchas mujeres
intensifican la sensación al introducir también los dedos, dildos o
vibradores teniendo las esferas dentro.

Existe otra variante del mismo producto, que consiste
en dos o más bolas unidas por una cuerda y que son introducidas en
vagina o ano -después de ser lubricados-, dejando el extremo del
cordón fuera. La intención es que al estar cerca del orgasmo se jale
suavemente la cuerda y salga una por una las esferas, lo que
incrementa el placer.

Hay quien asegura que entre 70 y 80% de las mujeres se
masturba hasta lograr el orgasmo alguna vez en su vida, y que hay
otras que no lo han hecho nunca. Muchas de quienes lo han intentado
empiezan aproximadamente a los 20 años, o cuando ya han tendido
relaciones sexuales, llegando incluso a combinarlas descubriendo
nuevas formas de excitarse y de experimentar orgasmos múltiples.

La masturbación es una experiencia muy personal y
privada, y muchas veces resulta tanto o más gratificante que una
relación sexual plena; téngalo en consideración.

_________________
[scroll]No hay nadie tan sabio que no tenga necesidad de consejo ajeno.
Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
(¯`•¸·´¯)[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo](¯`·¸•´¯)[/scroll]
avatar
EVENID
ADMINISTRADORA
ADMINISTRADORA

Femenino Mensajes : 4972
Fecha de inscripción : 08/03/2010
Localización : orocovis

http://elartedevivir.crear-foros.com

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿FRIGIDEZ O NINFOMANÍA?,

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.