EL ARTE DE VIVIR
GRASIAS POR LA VISITA ERES BIENVENID@ A SER PARTE DE NUESTRO FORO FAMILIAR
Entra A Nuestros ForoS
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Calendario
Convertidor de Divisas MATAF
Crear foro
FORO DE ASISTENCIA
Crear foro
ANUNCIOS DEL DIA
Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de en tu sitio de bookmarking social

Conserva y comparte la dirección de
EL ARTE DE VIVIR en tu sitio de bookmarking social

foro activo
www.foroactivo.com">
src="http://www.illiweb.com/fa/banner/es/banner5.png" alt="Crear foro" title="foroactivo.com" />

Hepatitis C: algo más que una irresponsabilidad individual

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hepatitis C: algo más que una irresponsabilidad individual

Mensaje por EVENID el Miér Mayo 26, 2010 9:07 pm

Hepatitis C: algo más que una
irresponsabilidad individual


muy reciente Congreso de Enfermedades Contagiosas celebrado en nuestro
país un médico reconocía que "el brote de Hepatitis C de Valencia se ha
producido por una mala práctica clínica de un anestesista que pinchaba a
los pacientes con la misma aguja con la que se pinchaba él".Al parecer, la reprochable conducta del doctor Maeso tiene su
explicación en su adicción a las drogas y en su forma de
administrársela. El anestesista estaba infectado por la Hepatitis C, que
se contagia por vía parenteral, sanguínea. Esta circunstancia, la de su
enfermedad y su toxicomanía, la conocían el propio anestesista y varios
de sus compañeros, que no denunciaron el hecho y consintieron en que la
situación de alto riesgo se mantuviera durante varios años.

Según todos los indicios, hay un centenar de personas contagiadas por
este médico anestesista. Al parecer (habrá que comprobarlo), los otros
más de 200 de casos de hepatitis C detectados en Valencia no están
relacionados con el doctor Maeso.
Este episodio debe movernos a
la reflexión. Se piensa que el contagio se produjo en intervenciones
quirúrgicas realizadas desde enero de 1995. Por ello, miles de personas
anestesiadas por este médico han tenido que someterse a análisis para
descartar la posibilidad de contagio, lo que les ha sumido en una penosa
incertidumbre. Técnicamente, las epidemias de Hepatitis C no existen,
por lo específico de su modo de contagio; pues bien, ya las hemos
patentado.
Otro médico ha asegurado que "las conductas
personales no son exponentes del sistema sanitario general".
Discrepamos. El sistema sanitario ha de ser capaz de detectar y
desterrar estas prácticas aunque sean de un sólo médico, porque ¿qué
hubiera ocurrido si en lugar de la hepatitis C, una enfermedad de
desarrollo normalmente muy lento y que en sólo algunos casos provoca
consecuencias muy graves, el contagio hubiera sido de otra enfermedad
más grave, igualmente común entre toxicómanos, y que todos tenemos en
mente? No queremos ni pensar en las consecuencias de esta hipótesis.

Otros médicos han asegurado que "prevenir esta situación es
imposible". Tampoco es cierto, al menos en este caso. Si sus compañeros
hubieran informado de que el anestesista estaba infectado por un virus
(por cierto, de declaración obligatoria), se habrían evitado los
contagios.
Los usuarios acudimos a los centros sanitarios a que
se nos resuelvan nuestros problemas de salud. Aceptamos que, a veces,
las soluciones no son todo lo eficaces que quisiéramos, pero no podemos
tolerar que el sistema sanitario no haga todo lo posible para que no
contraigamos en los hospitales enfermedades graves distintas de las que
nos han llevado hasta allí y cuyo origen reside en las negligencias del
personal médico o en las propias prácticas sanitarias.
Los
usuarios debemos exigir a las autoridades sanitarias que, ante un hecho
de esta naturaleza, informen, con prontitud, precisión técnica y rigor,
sobre lo que ha ocurrido. Y que se asuman las responsabilidades
correspondientes, procediéndose en su caso a las indemnizaciones a que
hubiere lugar. Y, por último, que se adopten las medidas necesarias para
minimizar los riesgos que entraña acudir a los servicios médicos
.

_________________
[scroll]No hay nadie tan sabio que no tenga necesidad de consejo ajeno.
Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
(¯`•¸·´¯)[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo](¯`·¸•´¯)[/scroll]
avatar
EVENID
ADMINISTRADORA
ADMINISTRADORA

Femenino Mensajes : 4972
Fecha de inscripción : 08/03/2010
Localización : orocovis

http://elartedevivir.crear-foros.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Hepatitis C: algo más que una irresponsabilidad individual

Mensaje por EVENID el Miér Mayo 26, 2010 9:26 pm

La hepatitis C: Sus síntomas se confunden con los
de otras enfermedades y puede pasar despapercibida


estos tiempos en los que se alarma a la población con los riesgos
potenciales que pueden entrañar para la salud ciertas enfermedades poco
extendidas, patologías reales y con riesgos reales, como la hepatitis C,
pueden en cierto modo pasar desapercibidas con la muy negativa
consecuencia de que se baje la guardia ante ellas y disminuyan las
medidas de prevención para combatirlas.La hepatitis C es uno de los cinco tipos de hepatitis vírica (las
otras son las hepatitis A, B, D y E) y se estima que sólo en España
afecta a 800.000 personas, cifra que supone el 2% de la población,
aunque no todas desarrollen la enfermedad.
Puede ser
asintomática durante años y cuando aparecen los primeros síntomas
(fatiga, nauseas y fiebre, entre otros) existe la posibilidad de que se
confundan con los de otras patologías. Por ello, muchos individuos
pueden padecer hepatitis C y trasmitirla por la sencilla razón de que
ignoran que están afectados.
Qué es la hepatitis C

La
hepatitis C es una enfermedad del hígado y se debe a un virus llamado
VHC descubierto en 1989, que se transmite principalmente por contacto
con sangre infectada. El VHC ataca directamente el hígado y puede dañar
al órgano e incluso en algunos casos, afortunadamente los menos, la
muerte.
Hoy no se dispone todavía de una vacuna contra este
virus. Su peligrosidad radica en que una persona puede estar infectada
sin saberlo y transmitir la enfermedad, porque la hepatitis C puede
cursar sin síntomas durante años.
Síntomas: a veces no hay


El periodo de incubación es de unas 8 semanas pero puede
prolongarse hasta 4-6 meses. Las pruebas serológicas que la identifican
requieren unas 5-6 semanas en positivizarse. La mayoría de los casos de
hepatitis C se diagnostican tarde, cuando los enfermos desarrollan una
patología hepática avanzada, con o sin cirrosis. Presenta síntomas
inespecíficos (cansancio, pérdida de apetito, náuseas, picor por el
cuerpo, dolores articulares o musculares, orina más oscura y heces más
claras) que, para quien los percibe, carecen de entidad para merecer
consulta médica. Por ello, a menudo se descubre la hepatitis C de forma
casual al realizar unos análisis de sangre exigido por un reconocimiento
médico de empresa, una póliza de seguro o por otra enfermedad que
requiere el análisis, o por una donación de sangre...
Un 30% de
los infectados desarrolla cirrosis al cabo de 20-30 años. Y, según las
estadísticas, uno de cada siete de los que acaban con cirrosis sufrirá
cáncer hepático al cabo de 5-10 años. El consumo de alcohol (se estima
que cuando supera los 50 gramos diarios) favorece la aparición de
cirrosis. Se desconoce por qué unos enfermos de hepatitis C desarrollan
la cirrosis y otros no, pero hay tres factores que conducen a una peor
evolución de la enfermedad: ser hombre, haberse infectado a partir de
los 45-50 años y el consumo cotidiano de alcohol.
Vías de
contagio


El virus de la hepatitis C fue descubierto en 1989, y
hasta entonces podía pasar desapercibido. Este dato es importante, ya
que algunas personas que necesitaron transfusiones de sangre con
anterioridad a 1989 pudieron infectarse. Pero en 1992 los investigadores
consiguieron crear y estandarizar pruebas analíticas de gran
sensibilidad y especificidad, lo que ha permitido que desde entonces
haya disminuido drásticamente las infecciones post-trasfusión.

Los pinchazos de agujas y las lesiones quirúrgicas son factores de
riesgo. La incidencia de hepatitis C es elevada en los países que
utilizan jeringas y agujas no desechables. El uso intravenoso e
intranasal de drogas es actualmente la vía principal de la infección, y
se calcula que supone el 30-40% de todos los casos. Quienes se hacen
tatuajes o piercing, o se someten a sesiones de acupuntura, corren
riesgo cuando los materiales utilizados no son desechables o no se han
usado medidas de esterilización adecuadas.
Pero no olvidemos la
exposición familiar, mediante peines, cepillos, cuchillas de afeitar e
instrumentos de manicura, cuando son utilizados de forma prolongada por
varios miembros del hogar. La transmisión materno-fetal es infrecuente
en la hepatitis C, y tampoco hay constancia de que se trasmita a través
de la leche materna.
La hemodiálisis es un riesgo, hoy reducido
por las medidas de seguridad que se adoptan con los derivados
sanguíneos. Aunque entre los hemofílicos receptores de derivados
sanguíneos antes del año 1990 la hepatitis C era muy frecuente, este
factor de riesgo ha perdido relevancia.
La transmisión sexual
es responsable de entre un 5% y un 10% de los casos. Es un riesgo menor
que en la hepatitis B o el VIH (virus del sida), pero ha de tenerse en
cuenta si se mantienen relaciones sexuales con personas de riesgo:
drogadictos por vía intravenosa, prostitutas-os, y personas promiscuas.
En ciertos casos de hepatitis C, ni se identifica el mecanismo de
trasmisión ni el enfermo presenta factores de riesgo conocidos, por lo
que el motivo y el modo en que se contrae la enfermedad sigue siendo un
misterio.
Tratamiento

El tratamiento, cuando está
indicado, consiste en administrar al enfermo interferón, sustancia
segregada de manera normal en la sangre para deshacerse de los virus en
general. Los interferones poseen propiedades antivirales e
inmunorreguladoras, aunque se desconoce el mecanismo por el que actúan
frente al virus C.
Provocan numerosos efectos secundarios (el
más serio la depresión, que puede aparecer tras su administración
prolongada) y en ocasiones son mal tolerados. El tratamiento es largo,
se puede prolongar durante 48 semanas o más. Con la monoterapia mediante
interferón, se consiguen remisiones en un 40%-50% de los casos, pero si
se administra conjuntamente con otro fármaco, la ribavirina (terapia
combinada), los resultados son más satisfactorios. La ribavirina es un
fármaco teratógeno (capaz de generar malformaciones en el feto), por lo
que las mujeres en edad fértil deben de tener la certeza de no estar
embarazadas antes de iniciar el tratamiento y poner todos los medios
para evitar embarazos durante el mismo, así como en los 6 meses
posteriores a su finalización.
Están en vías de investigación
otras posibilidades terapéuticas para hacer frente a la hepatitis C.

La hepatitis C aguda

Es poco frecuente y pasa despercibido
porque sus síntomas son inespecíficos y se pueden confundir con los de
otras enfermedades. Los niveles de virus en sangre se elevan de forma
dramática hasta que el sistema inmunitario del organismo empieza a
responder. En una gran mayoría de casos no percibe nada o simplemente se
tiene la impresión de padecer una gripe con mucha fatiga, náuseas y
dolor abdominal. Cuando los síntomas son más importantes, generalmente
se trata de una ictericia hepática, una coloración amarilla de la piel, o
sólo del blanco de los ojos, que desaparece en algunas semanas. No
obstante, en más del 75% de los casos, el VHC se queda en el organismo y
la hepatitis aguda se transforma en crónica, incluso cuando no hay
ningún síntoma aparente. Por ello, cuando se padece de hepatitis aguda,
se aconseja someterse a tratamiento para reducir el riesgo de
evolucionar hacia una hepatitis crónica.
La hepatitis C crónica


Una hepatitis C se vuelve crónica cuando el virus se queda en el
organismo durante más de seis meses. Se habla de hepatitis crónica
"persistente" cuando los síntomas son moderados y las consecuencias
sobre el hígado poco importantes. El mayor riesgo lo constituye la
transmisión del virus a otras personas. En cambio, en casos de hepatitis
crónica "activa" el virus sigue destruyendo el hígado por su actividad.
El riesgo es entonces la evolución hacia la cirrosis del hígado al cabo
de veinte a treinta años. Cuando la cirrosis avanza, el hígado no puede
cumplir correctamente su función y la siguiente fase suele ser la
evolución hacia una cáncer de hígado (en un 30% de los casos, después de
una media de 10 años de evolución de la cirrosis). Hay que vigilar
regularmente el hígado para detectar un eventual cáncer lo antes posible
e intentar extirparlo con cirugía. Además, hay que evitar el consumo de
alcohol y de medicamentos hepatotóxicos.
Hay que evitar los
factores de riesgo asociados a la infección. Pero los infectados por el
virus C pongan todos los medios para evitar la propagación de la
enfermedad.


  • Evitar compartir utensilios personales:
    cepillos de dientes, maquinillas de afeitar y similares.

  • Aunque
    el riesgo de contagio por vía sexual es pequeño, deben adoptarse
    precauciones.

  • Vacunarse frente a la hepatitis A y B, siempre
    que tengan resultados serológicamente negativos frente a dichos virus.

  • Abstenerse de tomar bebidas alcohólicas.
  • No donar sangre,
    órganos, tejidos ni semen.


_________________
[scroll]No hay nadie tan sabio que no tenga necesidad de consejo ajeno.
Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
(¯`•¸·´¯)[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo](¯`·¸•´¯)[/scroll]
avatar
EVENID
ADMINISTRADORA
ADMINISTRADORA

Femenino Mensajes : 4972
Fecha de inscripción : 08/03/2010
Localización : orocovis

http://elartedevivir.crear-foros.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Hepatitis C: algo más que una irresponsabilidad individual

Mensaje por EVENID el Miér Mayo 26, 2010 9:30 pm

Hepatitis C: No hay vacuna ni tratamiento
eficaz, pero tampoco motivos para dramatiza


Los virus son formas muy elementales de vida, pero que encierran en
algunos casos elevada agresividad y una gran capacidad para desarrollar
enfermedades graves e incluso mortales, si bien habitualmente las
repercusiones de los virus en nuestro organismo son leves.Su capacidad de difusión y contagio, la ausencia de tratamientos
eficaces, y las dificultades que plantea la creación de vacunas, los
convierte en temibles. Los virus de la hepatitis de los tipos A, B y Cs
son muy distintos entre sí, no sólo por su capacidad patogénica sino
también por la forma de transmitirse y por las medidas preventivas que
exigen para evitar el contagio.
El VHC presenta una elevada
prevalencia: se calcula que hay 500 millones de personas infectadas en
el mundo, y que un 2% de la población española está infectada, aunque la
mayoría son "portadores sanos del VHC". La transmisión más común es
mediante la transfusión de derivados sanguíneos o la toma de droga por
vía intravenosa, si bien en un tercio de los casos se desconoce la vía
de contagio. El riesgo de transmisión por vía sexual es muy bajo, aunque
las heridas en la mucosa genital o las relaciones sexuales durante la
menstruación pueden facilitar el contagio.
En la transmisión
por vía materno-fetal, la posibilidad existe, pero es poco frecuente. El
riesgo se incrementa cuando hay una coinfección con el SIDA o
alteraciones del sistema inmunológico por otra causa. En personas con el
sistema inmunológico normal, el contacto sanguíneo directo es el mayor
riesgo de contagio.
Unos primeros años sin síntomas.


La infección por VHC cursa la mayoría de las veces sin síntomas en los
primeros años, y es frecuente que se descubra por casualidad tras un
reconocimiento rutinario. En el análisis, se detecta una elevación de
las transaminasas. Una investigación posterior determina si su causa es
una hepatitis B, o una C. Si la elevación de las transaminasas es
crónica, se descarta la hepatitis vírica, lo que implica la realización
de pruebas serológicas específicas. Sólo cuando se ha desarrollado la
infección se producen los síntomas. El más frecuente es el cansancio,
que puede ser acusado. La infección por VHC manifiesta tendencia a la
cronicidad, pero sólo un 15%-20% de los infectados evoluciona, y
lentamente, hacia la hepatitis crónica viral y la cirrosis tras 20 o
más.
Únicamente en pocos casos se desarrolla el cáncer
hepático, que normalmente no sobreviene antes de los 30 años de
evolución de la enfermedad. Ahora bien, si el paciente presenta el
sistema inmunológico afectado, el curso de la infección puede ser más
agresivo, y las complicaciones podrían arribar en periodos más breves.

Controles periódicos.

La persona infectada con VHC ha de
someterse a controles periódicos que permitan seguir su evolución. Si
tras muchos años, no se han producido lesiones importantes (como la
fibrosis en el hígado), el riesgo de evolución a formas graves de
hepatopatía es tan bajo que no se precisa una vigilancia especial. Pero
en los demás casos, pueden ser necesarios un control analítico y clínico
anual, además de una ecografía abdominal cada dos años. Y un estudio
histológico cada 4ó 5 años. Será el médico quien marque las pautas de
seguimiento.
Lamentablemente, la ciencia no dispone, hoy por
hoy, de medidas terapéuticas resolutivas; no hay un tratamiento eficaz
para la hepatitis C. Aunque el curso de la enfermedad es lento, la
probabilidad de desarrollar patologías graves del hígado justifican el
tratamiento con Interferón, único producto para combatir la hepatitis C.
Ahora bien, no todos los pacientes deben tratarse con él. A
los infectados con transaminasas normales o lesiones mínimas (son
escasas sus probabilidades de desarrollar una enfermedad hepática
grave), no les merece la pena someterse a un tratamiento que presenta
efectos secundarios. Por otro lado, el Interferón está contraindicado en
muchos pacientes: con disminución de sus leucocitos, plaquetas, con
descompensación hepática, infección por VIH, embarazo, depresión del
sistema inmunológico, etc.
Aunque se ha investigado mucho sobre
ello y se ha conseguido una vacuna contra la hepatitis B, no existe
todavía una vacuna eficaz para la hepatitis C.
Vida normal,
para el infectado y para quienes conviven con él


Una persona
con hepatitis crónica C puede hacer vida normal, siempre que se atenga a
una dieta equilibrada y se abstenga de consumir alcohol. El ejercicio
físico será moderado. Evitará medicamentos que dañan al hígado:
anticonceptivos hormonales, antiinflamatorios no esteroides (AINEs),
sedantes y analgésicos. El médico indicará los que se pueden tomar. Dado
que la transmisión por vía sexual es baja en la hepatitis C, en las
parejas estables se pueden mantener relaciones sexuales sin
preservativo, excepto si existen lesiones genitales o si se practican
durante la menstruación. Siempre que el infectado sufra una herida,
realizará un lavado con desinfección y vendaje inmediatos.
La
convivencia con un infectado por VHC no conlleva apenas riesgos. La
transmisión es por vía parenteral, un contacto sanguíneo. Lo que no
obsta para que se tenga en cuenta que los útiles de aseo personal
(cepillo de dientes, peines, maquinillas de afeitar, pinzas para
depilarse, tijeras) no se comparten. En cuanto a las relaciones
sexuales, en parejas estables y con el sistema inmunológico sano, no son
necesarios preservativos, salvo en los casos de lesiones genitales o
durante la menstruación.




La hepatitis C, en pocas palabras




  • Hemos de desdramatizar
    esta infección. La hepatitis C es, en personas con función inmunológica
    intacta (la inmensa mayoría), un proceso lento, asintomático, y con
    consecuencias graves para la salud (y a muy largo plazo) en sólo un
    pequeño porcentaje de los casos.

  • El contagio más común es por
    contacto sanguíneo: transfusión de derivados sanguíneos contaminados o
    toma de droga por vía intravenosa.

  • Los primeros años, no hay
    síntomas de la infección. El más frecuente es el cansancio.

  • La
    tendencia a la cronicidad es clara, pero sólo uno de cada seis
    infectados evoluciona (y lentamente, 20 años o más) hacia la hepatitis
    crónica viral y la cirrosis. El cáncer de hígado se da en pocos casos.
    Y, normalmente, no hasta transcurridos 30 años de la enfermedad.

  • Los
    infectados deben someterse a controles periódicos, que varían de tipo y
    frecuencia según la evolución de la hepatitis.

  • Tratamiento: En
    infectados con transaminasas altas o lesiones, el riesgo de patologías
    graves justifica el tratamiento con Interferon, si bien este fármaco
    tiene abundantes contraindicaciones. Y efectos secundarios.

  • Vacuna:
    la ciencia aún no ha descubierto una vacuna eficaz ante la hepatitis C.

  • Convivir con la enfermedad: Los infectados llevan una vida normal,
    pero deben abstenerse del alcohol y de fármacos perjudiciales para el
    hígado (anticonceptivos hormonales, antiinflamatorios no esteroides,
    sedantes y algunos analgésicos). Quienes conviven con ellos han de
    observar sencillas precauciones en las relaciones sexuales, y no
    compartir con los infectados sus útiles de aseo personal.


_________________
[scroll]No hay nadie tan sabio que no tenga necesidad de consejo ajeno.
Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
(¯`•¸·´¯)[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo](¯`·¸•´¯)[/scroll]
avatar
EVENID
ADMINISTRADORA
ADMINISTRADORA

Femenino Mensajes : 4972
Fecha de inscripción : 08/03/2010
Localización : orocovis

http://elartedevivir.crear-foros.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Hepatitis C: algo más que una irresponsabilidad individual

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.